Etapa 03. Evoramonte – Estremoz

La tercera etapa de este Camino consta de 25 kilómetros sin poblaciones intermedias, por lo que es aconsejable llevar agua suficiente y algo para comer a mitad de jornada.

Amanece lloviendo y sobre las 07:00 estoy listo para salir. Decido esperar 30 minutos y tras la contemplativa espera sin cambios salgo con el chubasquero y el cubre mochilas. Los 20 minutos que tardé desde la casa hasta el bar de la estación de servicio me dejaron empapado y helado. Me despojé fuera del bar de la mochila y del chubasquero y entré a pedir un café con leche y un doce (pastel). Antes de salir del bar observo que se van abriendo claros en el cielo y que cesó la lluvia. Decido entonces caminar solamente con el cubre mochilas y afortunadamente se mantuvo así gran parte de la mañana.

Atravieso Evoramonte de un extremo a otro por la calle principal y en las últimas casas giro a la derecha para en pocos metros entrar en una pista de tierra en ligero ascenso entre encinas y alcornoques.

Cruzo por un puente sobre la autopista A6 y sigo por la pista de tierra arenosa. El camino estaba encharcado y tenía que moverme constantemente a ambos lados para esquivar charcos.

Continúo caminando por la dehesa en ligero ascenso. Encuentro una cancela con su cartel y flecha amarilla que abro y cierro tras pasar, y una vez en la cima comienzo a descender suavemente entre las flores de la retama y la jara pringosa.

A los 8 kilómetros, poco después de salir de la finca por una cuidada entrada con cancela de fácil apertura y cierre, me encuentro un lago con algunas aves acuáticas dentro.

Sigo avanzando de frente sacando fotos con el smartphone y la cámara de fotos. Tras la sesión fotográfica miro el GPS y observo que estoy fuera de ruta. Amplío el mapa y descubro que tenía que haber girado a la derecha, por lo que retrocedo y busco por curiosidad la flecha amarilla. Apareció pintada en el tronco de un árbol unos metros después de girar.

Continúo caminando dejando el lago a mi izquierda entre bonitos paisajes que contemplaba en su magnitud cada vez que alcanzaba la cima de alguna loma.


Unos kilómetros después el trazado continúa llaneando y encuentro otro arroyo que sorteo sin dificultad pisando por piedras planas de diferentes tamaños que alguien depositó en un lado.

Después del arroyo diviso una larga recta con final en cuesta que desemboca en la carretera nacional N-381. Tendría que haberme desviado a la izquierda antes de alcanzar la carretera, pero por alguna razón me despisté y tuve que seguir a la derecha por asfalto unos pocos metros.

Al llegar al puente sobre el arroyo recupero el trazado y las flechas amarillas. Continúo por esta carretera de escaso tráfico, primero en ascenso y luego en suave descenso hasta que en el horizonte ya se divisa el recinto amurallado de Estremoz.

Poco antes de que las flechas amarillas me desvíen por una pista de tierra a la izquierda, un perro de raza mastín salió de una finca y cruzo corriendo la carretera directo hacia mi. En un primer momento me asusté, pero al ver que no ladraba deduje que solo quería cariños. Lo acaricié un rato y luego se fue.
Al girar a la izquierda por esta pista, miro hacia atrás y veo que me sigue. Me adelanta, marca aquí y allá. Lo supero de nuevo y no le hago caso para que deje de seguirme. Como no desiste me detengo, le grito y señalo su camino, pero pasa totalmente de mí.

Unos cuantos metros después sin éxito y viendo que iba a entrar en Estremoz con un nuevo amigo, con pena me agaché e hice el ademán de coger una piedra y arrojarla, a lo que salió corriendo y ya no lo vi más.

Sigo por este cómodo camino y paso por debajo de la autopista. Me encuentro un enorme rebaño de ovejas y un regato que bajaba con bastante agua con una piedra en el centro pero bastante alejada. Consigo arrojar otra piedra grande y la sitúo con la ayuda del bastón entre la otra piedra y la orilla para poder pasar sobre ellas y lo consigo. Continúo después entre encinas y luego por parcelas agrarias y casas aisladas hasta alcanzar otra carretera sin tráfico.

Consigo resguardarme debajo de un árbol de un repentino aguacero y luego sigo mi camino por esta carretera hasta una rotonda que después de girar a la izquierda me dirige después por otra más tranquila para llegar ascendiendo a la entrada de la muralla.

Una vez dentro del recinto amurallado paso sin detenerme mucho por el conjunto arquitectónico pues amenazaba otro aguacero, y me dirijo hasta el centro de la población. Mi alojamiento ese día estaba en el convento de las Maltesas. Un antiguo convento que aloja el Centro de Ciencia Viva de Estremoz, y que reserva un espacio para los peregrinos.

Me puse en contacto por teléfono el día anterior con una responsable, y esa misma chica me acompañó hasta mi habitación en la que habían instalado un radiador y me mostró luego los baños y la cocina comedor.

Sellé la credencial, le pagué los 8 € del alojamiento y después le pregunté donde podía comer un prato do dia. Me aconsejó el restaurante Casa das Bifanas a escasos metros. No estuvo mal pero es más parecido a un restaurante de platos combinados que a uno de comida casera portuguesa.

Después de comer volví al albergue y tras una ducha me quedé dormido en la cama unas 3 horas. Ya se empezaba a notar el cansancio acumulado. Salí luego a visitar el castillo, la iglesia, y contemplar desde la muralla los caminos por los que había caminado esa mañana.

De vuelta cené en el mismo restaurante del mediodía un par de bifanas con una cerveza y me quede feliz. Volví al convento por la puerta de atrás, pues el museo cierra a las 18:00, y me recogí en mi cálida habitación. Un par de llamadas, contestar algunos mensajes y antes de las 22:00 ya estaba de nuevo durmiendo.

Track de la ruta en Wikiloc.

Etapa 04. Estremoz – Santo Amaro

Anuncios

Un comentario sobre “Etapa 03. Evoramonte – Estremoz

  1. Ola José,

    Encountered this blog on the FB page from Via Portugal Nascente.

    Last April we walked a caminho/via/ruta or how you would like to call it from Vila Real de San Antonio thru Alcoutim, Mértola, Beja all the way up to Estremoz.

    On the last stretch between Evoramonte and Estremoz we saw a the first sign about the Via Portugal Nascente. The first time I read about the Nascente. Did not know about this name for this caminho.

    I am curious about the part we travelled from Vila Real de San Anotonio upto Évora. Is this part of the Via Portugal Nascente? And in the future?

    Anyhow, we finished this part of the Via in Estremoz and decided to take the bus to Porto to walk the Portugese da costa to Santiago.

    But we will return to this beautyfull part of Portugal to continue from Estrmoz up north the Nascente.
    Your blog is a welcome addition to the German guide we used.

    If you are curious check out our fotos on: https://caminosdelmundo.sweetoperator.com/
    You can login with the public user mentioned on the login page.

    Keep on discovering new roads and happy hiking!

    Bart Uelen
    The Netherlands

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s